La Historia

Pinamar y el golf están unidos desde los primeros días de la ciudad. En 1944, a pocos años de  la fundación de Pinamar, el arquitecto Jorge Bunge encargó al Ing. Luther Koontz el diseño original de lo que se hoy se denomina “Cancha Chica”, de 9 hoyos, Par 34 de 2635 yardas. Pinamar tenía que ser un balneario que brindara las mejores opciones a las personas que decidieran visitar el lugar.

Posteriormente, en 1975, Cecilia Bunge de Shaw, hija del fallecido fundador, retomó la obra de su padre y encargó a Emilio Serra la construcción de nueve hoyos adicionales para transformar la cancha en una de 18 hoyos.
El diseño realizado por Serra fue diferente del concebido por el Ing. Koontz, por eso  en 1978, ante una sugerencia de Roberto de Vicenzo, se decide construir nueve hoyos más que se agregaron a los últimos, quedando formado Links Pinamar de 18 hoyos, Par 72.

La mayoría de sus hoyos están muy bien defendidos por sus grandes bunkers. Sus fairways son anchos y con mucho movimiento, al igual que los greens donde hay que tener una perfecta lectura de las caídas. En su cancha han jugado todos los grandes profesionales argentinos, como Roberto de Vicenzo, gran colaborador de Links Pinamar, destacándose además el Gato Romero, el Chino Fernández, el Pato Cabrera, Cacho Ruiz y José Eusebio Cóceres.

Con el nuevo proyecto puesta en marcha, la cancha original denominada Cancha Chica, de 9 hoyos (par 34) de 2.635 yardas, es hoy utilizada por los jugadores que aún no cuentan con handicap o para aquellos que no quieran sentir la presión de jugar un torneo.

Hoy, Golf Pinamar, conocido como Links Pinamar, es un complejo privado de libre acceso. Son bienvenidos los golfistas con handicap como los que recién se inician en este atrapante deporte. Cuenta con un equipo de profesionales dedicado especialmente a la enseñanza del deporte y se organizan torneos todos los días de la temporada de verano y todos los sábados, fuera de temporada. Para participar se debe presentar el handicap de la Asociación Argentina de Golf.

Con el tiempo, Links Pinamar se ha transformado en uno de los lugares más tradicionales de Pinamar y de la costa atlántica argentina.  Concurren quienes vienen a pasar sus vacaciones, quienes visitan la ciudad durante el año y quienes viven en Pinamar.  Es el lugar donde se reúnen los amigos para vivir una gran experiencia en una de las canchas más hermosas de Argentina, rodeada de coníferas y greens que parecen alfombras. Todo, muy cerca del mar..